• gracielalison

Con bloqueo a vía exigen frenar tala en Ocuilan


Cansados de las “falsas promesas” de las autoridades federales y estatales, pobladores de las comunidades de Santa Martha y San Juan Atzingo, entre otras, cerraron ayer, por casi ocho horas, la circulación de la carretera Santiago-Chalma, a fin de exigir la presencia de la Guardia Nacional (GN) y la policía estatal para frenar la tala clandestina que prolifera en esta zona limítrofe con Morelos.

Arnulfo Gómez, comisariado de bienes comunales de San Juan Atzingo, dijo que ésta ya es una vie-ja demanda “que no han querido atender las autoridades”, pues desde hace más de 10 años se ha pedido apoyo para combatir a los talamontes, que han devastado más de 5 mil de las 12 mil hectáreas de bosque que tenía esta localidad.


La vía que obstaculizaron los inconformes es el principal acceso al santuario del Señor de Chalma, uno de los sitios más visitados en el estado, sobre todo en domingo, por lo cual, funcionarios municipales de Malinalco y Ocuilan postearon mensajes en redes sociales para alertar sobre el bloqueo y pedían a los visitantes tomar rutas alternas, como la carretera Jajalpa, Malinalco y la nueva autopista Lerma-Malinalco; varios autobuses de turismo en los que viajaban peregrinos quedaron varados.


Desde las 8:45 de la mañana los inconformes se congregaron en la vialidad y cerraron a la circulación los dos carriles. La policía de Ocuilan, con apoyo de efectivos estatales, hicieron cortes de circulación para desviar a los automovilistas.


El ex edil de esta demarcación Félix Alberto Linares comenzó a denunciar desde inicios de la década pasada el saqueo indiscriminado de madera; en 2016 fue víctima de un atentado, del que salió ileso.


También se han integrado brigadas de comuneros vigilantes, pero los quejosos aseguraron que “ahora ya no es posible enfrentar a los grupos” pues llegan en grandes contingentes y con personas que portan armas de alto calibre.


Hace un par de años, explicaron, una comisión de habitantes de San Juan Atzingo acudió a Palacio Nacional a demandar apoyo al gobierno federal y como resultado fueron enviados elementos de la GN; no obstante, éstos permanecieron en el área perjudicada sólo unas semanas.


“Exterminan los bosques y nadie mueve un dedo”


“Están exterminando los bosques y por más denuncias que se hacen nadie mueve un dedo, las autoridades no hacen nada. Hasta coordenadas se les han dado de donde está ocurriendo el saqueo y no actúan. Hay una total negligencia”, reclamó un manifestante.


Arnulfo Gómez añadió que tal ha sido la devastación, que de las nueve lagunas que había en la zona, ahora sólo quedan tres y están a punto de desaparecer.


En la movilización había personas de todas las edades que portaban cartulinas con leyendas como: “Sin árboles no hay vida”, “Ni un árbol más talado”, “Digas lo que digas, sin bosque no respiras” y “¿Dónde está el gobierno?


Fuente: La Jornada

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo