• gracielalison

Caminando, así fue como se fugó "El Matamba", narco ligado al CJNG, de cárcel en Colombia

Todas las alertas están encendidas en Colombia tras la fuga del narcotraficante Juan Castro Estupiñán, alias “Matamba”, presuntamente ligado al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y quien estaba a la espera de ser extraditado a Estados Unidos.



“Matamba” fue detenido en mayo del año pasado en la localidad de Floridablanca, en el departamento de Santander; era uno de los narcotraficantes más buscados del país, y, según las investigaciones, era el jefe de la red de narcotraficantes llamada La Cordillera Sur, que opera principalmente en el departamento de Nariño en asocio con el Clan del Golfo, la principal banda criminal del país.


La Fiscalía detalló en un comunicado de la detención de un guardia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), Milton Libardo Jiménez Arboleda. Era “el inspector de turno cuando se dio la huida y habría facilitado la misma dejando abierta la puerta por donde salió ‘Matamba’ vistiendo prendas de uso privativo del personal de custodia”.


El guardia fue detenido el viernes y durante la operación fueron incautados 10 millones de pesos colombianos (unos 2 mil 600 dólares), mientras que la Fiscalía aseguró hoy que lo imputará el próximo martes por el delito de favorecimiento de la fuga del narcotraficante del Clan del Golfo.


Tras la fuga, se ordenó la “suspensión provisional inmediata” del director de prisión Juan Gabriel Gordillo y 56 funcionarios de la misma.


De acuerdo con la investigación adelantada hasta el momento, “Matamba” habría pagado “entre 4 y 5 millones de dólares para concretar su fuga con la complicidad de por lo menos 10 guardias del Inpec, aunque no se descarta que haya más involucrados”, señaló el diario colombiano El Tiempo.


En el informe conocido por este diario se registra que 'Matamba' tenía en su celda una nevera, un televisor, dos cajas de licor fino y “ropa de marca y zapatos cuyo costo por par está sobre los 4 millones de pesos colombianos”.


Uno de los encargados de la investigación dijo a EL TIEMPO que el narco “vivía como un rey. Su colchón era de máxima calidad. Tenía comida en la nevera y toda una red a su servicio”.


El presidente colombiano, Iván Duque, confirmó el viernes la fuga de “Matamba” y aseguró entonces que dispuso de todas las estructuras de investigación criminal para ejecutar “un plan para recapturar a este bandido”.


“Matamba” es pedido en extradición por Estados Unidos, en donde tiene un expediente abierto por supuestos nexos con el cartel mexicano de las drogas “Jalisco Nueva Generación”.


De acuerdo con investigaciones, “Matamba” controlaba el narcotráfico en el departamento de Nariño, al suroeste de Colombia y era uno de los aliados del capturado Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, exlíder de Los Urabeños.


También tendría nexos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las disidencias de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Con el cártel mexicano del CJNG habría negociado cargamentos de cocaína.


Videos de la fuga fueron obtenidos por el diario El Tiempo. En ellos se ve cómo, a las 23:17 del 17 de marzo, Jiménez deja la reja entrecerrada, pero sin cerrarla bien.


Luego, ya marcando las 12:03 de la madrugada del viernes 18 de marzo, alias Matamba sale por la puerta haciendo un gesto con su mano derecha en señal de que todo está bien. Está vestido con la ropa del Inpec y una chaqueta con capota con la cual se cubre su cara.


Y, luego, a las 12: 04 de la madrugada, se observa a alias Matamba cruzando la reja y caminando al interior de la estructura 3 sin las seguridades correspondientes.


La captura del narcotraficante, que tiene 14 ingresos a la cárcel y es señalado de tener vínculos con varios homicidios en el Pacífico colombiano, puso al descubierto una red de corrupción que implica a militares y exmilitares colombianos que supuestamente le suministraban información sobre operaciones contra su organización.


Entre ellos está el coronel en retiro Róbinson González del Río, condenado por estar implicado en asesinatos cometidos por militares, conocidos en Colombia como "falsos positivos".


En la lista de supuestos colaboradores también está alias “Padrino”, nombre con el que “Matamba” se refería al excomandante de las Fuerzas Militares, el general retirado Leonardo Barrero.


INPEC, en el ojo del huracán


El Inpec ha estado en el ojo del huracán en las últimas semanas por casos de corrupción ocurridos dentro de las cárceles, el último de los cuales fue el del empresario hispanocolombiano Carlos Mattos.


Mattos salía de la cárcel en los coches del Inpec por supuestos motivos de salud, aunque el testimonio gráfico publicado en una investigación de Noticias Caracol dio cuenta de que no tenía seguimiento de las autoridades penitenciarias, por lo que tras abandonar la clínica se dirigía a su oficina para reunirse con varias personas.


A eso se suma que en 2019 la excongresista colombiana Aída Merlano, condenada a 15 años de cárcel por corrupción electoral, escapó aprovechando una cita médica.


Fuente: El Universal

14 visualizaciones0 comentarios