• gracielalison

Cabo Pulmo, ejemplo mundial de recuperación de especies marinas


El parque nacional marino de Cabo Pulmo, ubicado al sureste de Baja California Sur, en las costas de este municipio, es la mejor evidencia de recuperación de especies de peces en el mundo, afirmó en entrevista el director de esta área natural protegida, Carlos Ramón Godínez Reyes.

Explicó que Cabo Pulmo, único arrecife de coral del Golfo de California, es una fuente de vida marina, pero fue sobrexplotado durante muchos años por la pesca industrial, comercial y deportiva, además de que los barcos dañaban el coral cuando se anclaban.


Dijo que en el peor momento de Cabo Pulmo, una propuesta de la comunidad y de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) para prohibir la pesca, la destrucción del arrecife y recuperar fauna culminó con un decreto que lo convirtió en parque nacional marino, el 6 de junio de 1995.


Refirió que a mediados de la década de 1990 se avistaban máximo tres especies de tiburón y en la actualidad suman 14.


Asimismo, de 1999 a 2009 la biomasa de peces del parque se incrementó en casi 500 por ciento, uno de los ejemplos “más impresionantes” a escala mundial de conservación y recuperación de un ecosistema.


Apuntó que las revisiones de los dos años recientes revelan que el ecosistema del parque se encuentra mejor que nunca desde que se iniciaron las mediciones, pero también la comunidad se beneficia con la prestación de servicios comerciales y turísticos, ya que tiene un producto interno bruto que duplica la media nacional.


Actividades recreativas y productivas controladas


Godínez Reyes expuso que con la recuperación de Cabo Pulmo la pesca alrededor del parque mejoró por el flujo de peces que cada año salen del área protegida y hoy es un importante “semillero” para la pesca deportiva de Los Cabos.


Mencionó que en 2017 se calculó en 900 toneladas la biomasa de peces de especies comerciales que salen del parque, sin tomar en cuenta las de tiburones.


Subrayó que, a pesar del éxito, el parque ha sido amenazado con propuestas de megadesarrollos en la costa que podrían afectar su viabilidad y conservación.


“Afortunadamente se han analizado a la luz de las leyes y reglamentos mexicanos y han sido rechazados. Lo que pasa en tierra, cuenca arriba, en definitiva afecta al parque”, advirtió.


Comentó que en el parque se permite el uso y paseos por la playa; los campamentos en las playas Miramar, El Arbolito y Los Frailes, con un límite de número de tiendas, así como el buceo deportivo, de apnea y esnórquel en sitios definidos, también con límites.


El número de turistas se ha incrementado cada año y el siguiente reto es mantener control sobre esta actividad en el parque, pero también en lo alto de la Sierra de la Laguna, por lo que hay interacción con los poblados y las autoridades de esa zona.


Indicó que uno de los principales atractivos del parque es el buceo con tiburones toro, sobre todo porque no se les da carnada para concentrarlos y su comportamiento es natural, además de que actualmente están todo el año y en un mayor número que antes.


Coordinación de autoridades


Para las labores de inspección y vigilancia del parque se cuenta con una mesa de trabajo conformada por funcionarios de la Secretaría de Marina Armada de México, el Fondo para la Protección de los Recursos Marinos, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca.


Un estudio publicado en 2011 por Octavio Aburto, en colaboración con Brad Erisman, Grantly Galland, Ismael Mascareñas, Enric Sala y Exequiel Ezcurra, reveló que entre 1999 y 2009 la biomasa de peces en el parque marino de Cabo Pulmo se incrementó en 463 por ciento.


“El Parque Nacional Cabo Pulmo fue creado en 1995 y es la única área de prohibición de pesca bien implementada en el Golfo de California, México, principalmente debido al apoyo generalizado de la comunidad local”, destacó al artículo científico.


Reveló que el aumento absoluto de la biomasa de peces en el parque en una década es el más alto que se ha medido en una reserva marina en todo el mundo, y probablemente se deba a una combinación de factores sociales (liderazgo comunitario fuerte, cohesión social, cumplimiento efectivo) y ecológicos.


La recuperación de la biomasa de peces en el parque ha resultado en importantes beneficios económicos, “lo que indica que las reservas marinas administradas por la comunidad son una solución viable para el desarrollo costero insostenible y el colapso de las pesquerías en el Golfo de California y en otros lugares”, concluyó.


Cabo Pulmo abarca 7 mil 111 hectáreas. En 2005 fue catalogado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura Sitio de Patrimonio Mundial Natural y en 2008 fue reconocido dentro de los Humedales de Importancia Internacional de Ramsar.


Fuente: La Jornada

5 visualizaciones0 comentarios