• gracielalison

BosqueCielo, las nuevas cabañas con techo de cristal en Hidalgo

En el estado de Hidalgo acaba de inaugurarse un nuevo alojamiento fuera de lo común, que te permite apreciar la naturaleza en todo su esplendor pero tiene un toque de lujo que resulta irresistible. Nos referimos a las cabañas de BosqueCielo, que tienen paredes y techo de cristal.

Este complejo se encuentra muy cerca del Pueblo Mágico de Huasca, a solo 2 horas desde CDMX.


Cabañas BosqueCielo, con techo y paredes de cristal


¿Te ha pasado que visitas un lugar boscoso y quieres quedarte a mirar las estrellas pero tienes que meterte a un lugar cerrado porque ya te dio frío? La creación de BosqueCielo fue una solución a esto.


Este conjunto de cabañas nació “con la idea de crear un espacio que te permita disfrutar la tranquilidad del bosque, relajarte y desconectarte de cualquier problema que traigas sin quitarte la comodidad”, cuenta Christian Palacios, director.


Las cabañitas de madera tienen estructura alargada, como un prisma pentagonal. Lo que más llama la atención sobre su arquitectura es la parte central de ese prisma, pues hay una sección totalmente transparente, con techo y una pared completa de cristal. Por fuera se ve como un invernadero.


La arquitectura y diseño interior también están inspirados en el estilo nórdico, donde se usan las líneas sencillas, la madera clara, los tonos neutros y los interiores de apariencia limpia, sofisticada. El punto es que te sientas cómodo y al mismo tiempo te “fundas” con el entorno.



En una cabaña de BosqueCielo caben hasta 6 personas, y todas pueden apreciar la naturaleza desde su dormitorio. Para empezar está la recámara principal, con una cama queen size y una pared transparente que da hacia una terracita equipada con sillas.

Hay un sofá cama situado justo debajo de la sección de cristal de la cabaña, ahí duerme otra persona. También hay un tapanco con 2 camas más (una individual y una matrimonial), desde las cuales se aprecia perfectamente el domo transparente.


Puedes llevar alimentos para preparar porque la cabaña dispone de cocineta con parrilla eléctrica, frigobar, cafetera y utensilios como platos y tazas. También es posible pedir comida por aplicación; encontrarás un menú en la mesa del comedor y la señal de internet es muy buena, aunque estás en el bosque.


El baño es amplio y está dentro de cada cabaña; cuenta con regadera tipo lluvia que da hacia una ventana con vista al cielo.


No te preocupes por el tema de la privacidad, porque las cabañas están situadas de manera que sus secciones transparentes no choquen y no termines viendo todo lo que hace el vecino. Tampoco hay problema por el frío, pues los vidrios están aislados térmicamente.


Está permitido llevar a tu “lomito”, pues en una cabaña se admiten hasta 2 perros grandes; la única condición es que no se suban a las camas y sillones o, si están acostumbrados a hacerlo, lleves cobijas extra para cubrirlos y evitar que tiren pelo ahí.


En exteriores, el complejo tiene pequeños espacios de convivencia con fogatero, sillas y hamacas.


¿Cuándo ir a BosqueCielo?


En general, el clima de Huasca es bastante templado durante el día, pero puedes elegir temporadas de mayor calor o frío.


Si te gusta el frío, acude de noviembre a enero. Si prefieres la lluvia, visita entre agosto y septiembre. ¿Por qué ir en época de lluvias? Hay quienes encuentran su sonido muy relajante y el olor a tierra mojada muy agradable desde la cabaña; además, se forma neblina


Qué hacer en Huasca


Entre los atractivos más famosos en los alrededores del Pueblo Mágico de Hidalgo destacan los Prismas Basálticos, columnas rocosas de diferentes tamaños formadas al interior de una barranca; llaman la atención por su forma geométrica y las pequeñas cascadas que salpican sobre la piedra lisa.


También es muy famosa la Peña del Aire, una gran roca que sobresale a la mitad de un espectacular cañón; aquí hay tirolesa y se practica el rappel. Otra opción es visitar el Bosque de las Truchas, un parque ecoturístico.


Por supuesto, es imperdible dar una vuelta por el centro del pueblo para comprar artesanías de barro y probar la barbacoa (sobre todo si vas en fin de semana y hay tianguis), o visitar el Museo de los Duendes para conocer sobre leyendas locales.


Fuente: El Universal

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo