• gracielalison

Biden proclama el comienzo de la invasión rusa a Ucrania

#Internacional #Ucrania #Rusia #EstadosUnidos #Política


Al proclamar el “inicio de una invasión de Ucrania”, el presidente estadunidense, Joe Biden, anunció ayer sanciones contra oligarcas y bancos rusos, así como el despliegue de más tropas en los países bálticos, horas después de que la Unión Europea (UE) ordenó represalias contra políticos y funcionarios de la Federación Rusa, en respuesta a su decisión de reconocer la independencia de las autoproclamadas repúblicas populares de Donietsk y Lugansk.



En la Casa Blanca, Biden denunció que el Kremlin violó claramente la ley internacional con el “principio de una invasión rusa a Ucrania”, y advirtió que habrá más sanciones si su par ruso, Vladimir Putin, va más lejos.


“Estamos unidos en nuestro apoyo a Ucrania”, declaró Biden, y añadió: “nos oponemos a una agresión rusa”. Respecto de las afirmaciones de Putin sobre la historia de Ucrania y la soberanía que mencionó durante un prolongado discurso antier, en el cual alteró algunos datos, Biden dijo que “no engañará a nadie”.


La decisión rusa sobre las repúblicas del Donbás equivalen a “apropiarse de un gran trozo de Ucrania”, subrayó Biden, y prometió que “Estados Unidos va a seguir brindando asistencia en defensa a Ucrania”.


Las sanciones anunciadas incluyen a líderes civiles de la jerarquía rusa, al Banco Central, al Ministerio de Finanzas y el Fondo Nacional de la Riqueza, con más de 80 mil millones de dólares en activos. Según las sanciones, se congelarán todos los activos de esos bancos en jurisdicciones de Estados Unidos.


Biden pareció reservarse algunas de las sanciones financieras más estrictas y de mayor alcance, que incluirían ratificar la suspensión de Alemania a cualquier operación del gasoducto Nord Stream 2; prohibición a las exportaciones que dejaría a Rusia sin acceso a alta tecnología para sus industrias y fuerzas armadas, y prohibiciones que dejarían de lado cualquier capacidad de Moscú para hacer negocios con el resto del mundo.


Biden informó del movimiento de tropas estadunidenses a las repúblicas bálticas Lituania, Estonia y Letonia. Enviará alrededor de 800 elementos de infantería y unas 40 aeronaves de combate desde otros puntos de Europa, además de que los aviones de combate F-35 y helicópteros AH-64 Apache cambiarán de ubicación, según informó un funcionario de Defensa.


El secretario estadunidense de Estado, Antony Blinken, dio por cancelado el encuentro previsto para mañana con su par ruso, Serguei Lavrov, y repitió que “este es el comienzo de una invasión rusa a Ucrania”.


Lloy Austin, jefe del Pentágono, comentó al ministro ucranio de Defensa, Dmitri Kelba: “vamos a seguir trabajando de cerca con ustedes y en paralelo con nuestros socios y aliados para buscar una manera de evitar el conflicto”, y aseveró que Putin “todavía puede elegir entre evitar una guerra total y trágica” en Ucrania.


Mientras, el ex presidente Donald Trump aseveró que con él al frente de la Casa Blanca la actual escalada “nunca habría ocurrido”. En declaraciones al programa de radio The Clay Travis and Buck Sexton Show, manifestó que el proyecto de Putin de, según él, desplegar sus tropas en Ucrania como un “pacificador”, es lo que podría hacer Estados Unidos en su frontera sur ante el flujo de migrantes.


Entre la sanciones impuestas por la UE a Rusia está la congelación de activos y la prohibición de visados contra los 351 diputados de la Duma que aprobaron el reconocimiento de la independencia de los territorios separatistas.


Además, la UE se propone apuntar sus sanciones a las relaciones económicas entre las dos regiones y la Unión Europea, “y contra la capacidad del Estado ruso y su gobierno de acceder a nuestro mercado financiero y a los de capitales europeos para refinanciar su deuda”, añadió Josep Borrell, representante del bloque para Asuntos Exteriores.


El canciller francés, Jean-Yves Le Drian, anunció la cancelación de la reunión que tenía prevista para el viernes en París con su par ruso, Serguei Lavrov.


En tanto, Alemania suspendió la certificación del gasoducto Nord Stream 2 que se origina en Rusia, lucrativo acuerdo que Moscú buscaba desde hace tiempo y que fue criticado por Estados Unidos por aumentar la dependencia de Europa en los hidrocarburos rusos.


El canciller federal alemán, Olaf Scholz, anunció la suspensión de la certificación del gasoducto, imprescindible para su puesta en marcha. El proyecto será sometido a una “revaluación” política por el Ministerio de Economía debido a la nueva situación geopolítica tras el reconocimiento de Rusia a los territorios separatistas del este de Ucrania.


El Nord Stream es un gasoducto de mil 230 kilómetros para transportar gas natural que va bajo el Mar Báltico desde Rusia hasta la costa de Alemania. Su trazado es paralelo al anterior Nord Stream y duplicaría su capacidad a 110 mil millones de metros cúbicos anuales de gas. Significa que Gazprom puede enviar a la red europea sin utilizar los ductos existentes que atraviesan por Ucrania y Polonia.


Por lo pronto, Putin garantizó que Rusia mantendrá el suministro ininterrumpido de gas a los mercados mundiales “incluido el gas licuado, y se comprometió a mejorar la infraestructura y aumentar las inversiones en el sector”.


En la sesión inaugural del Foro de Países Exportadores de Gas, Putin subrayó: “estamos convencidos de que redunda en interés de la comunidad mundial garantizar que la transición energética no se convierta en un medio para promover los intereses políticos y económicos de actores individuales y, además, no vaya acompañada de sanciones u otras restricciones”.


China se dijo preocupada por la evolución de los acontecimientos en Ucrania, manifestó el canciller chino, Wang Yi, en una llamada telefónica con Blinken, reportó RT. Pekín pidió “una vez más a todas las partes que actúen con moderación, reconozcan la importancia de aplicar el principio de seguridad indivisible, suavicen la situación y resuelvan las diferencias mediante el diálogo y la negociación”.


Zelensky insiste en que no habrá conflicto


El presidente ucranio, Volodymir Zelensky, sostuvo que no espera ningún conflicto con Rusia. “Creemos que no habrá una guerra a gran escala contra nosotros y no habrá una amplia escalada de la Federación Rusa”. Añadió que Kiev está listo para imponer una ley marcial si se presenta una agresión.


Canadá enviará a 460 efectivos a Letonia y alrededores para aumentar la presencia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la región frente a la agresión rusa, además de que adoptará una serie de medidas para aislar financieramente a Rusia.


La OTAN aseguró que existen “indicios” de que Rusia sigue planeando un ataque en regla. El secretario general, Jens Stoltenberg, indicó que la alianza cuenta con más de cien aviones de reacción en alerta máxima y más de 120 buques guerra listos, desde el Círculo Polar Ártico hasta el Mediterráneo.


La Organización de Naciones Unidas y una mayoría de miembros del Consejo de Seguridad condenaron la noche del lunes la decisión de Moscú de reconocer la independencia de repúblicas separatistas en Ucrania, y el secretario general del organismo, Antonio Gueterres, lamentó ayer que “nuestro mundo se enfrenta a la mayor crisis global de paz y seguirdad de los últimos años”.


En Berlín, París y Praga se realizaron protestas contra Putin y a favor de Ucrania.


Desde América Latina, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechazó “todos los planes para rodear militar y estratégicamente a Rusia”. Su par ecuatoriano, Guillermo Lasso, abogó por una solución producto del diálogo, y el gobierno guatemalteco llamó a consultas a su embajador en Rusia.


Fuente: La Jornada

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo