• José Antonio Moreno

CONFESIONES DE UN TOMADOR.


Hola papá ¿Cómo estás? ¿Recuerdas de la fiesta que te dije que iba a tener? Bueno, fue de las mejores fiestas de mi vida, había todo el alcohol que te pudieras imaginar, el ambiente era fantástico y que te puedo decir de las chicas, eran las más hermosas, hubo algo bueno en que me insistieras que me llevara el carro, di una buena impresión y todos me ofrecían de sus bebidas. Había de todo, tequila, ron, whisky, sé que me diste un consejo que no tomara más de lo que debía, que no combinara pero bueno, tal vez se me pasaron las copas, tal vez no debí de haber bebido tanto, tal vez solo tal vez debí de escucharte o tal vez debiste de pasar por mi ¿No crees?

Todo fue tan rápido que apenas lo recuerdo, tome el carro muy seguro de que no me afectaría todo lo que había tomado pero no fue así papá y lo siento mucho, en verdad mucho. Perdí el control del carro y me volqué, recuerdo haber cerrado los ojos fuertemente y lo último que paso en mi mente fuiste tú aconsejándome, como no te escuche pero eso no fue lo peor papá, la chica que me gustaba ¿La recuerdas? Esa de la que te hable, la muy guapa me acompañaba, pude escuchar sus gritos papá, fue horrible, en serio quería que estuvieras ahí para mí pero era demasiado tarde. El carro dio dos vueltas en el aire antes de caer, dos vueltas que se me hicieron eternas, dos vueltas que me hicieron pensar en que tal vez no debí de haber tomado tanto, de que debí de ser más responsable o por lo menos no debí de haberme ofrecido a llevarla.

Papá hoy desperté en el hospital y solo podía ver llorar a mamá, tu cara no me decía nada, estabas estático viéndome, entonces mire a mi alrededor, mis piernas se había ido para siempre, no hubo manera de salvarlas pero ese no fue el peor sentimiento, pude haber sobrevivido sin ellas pero no fue todo, ella si murió, ella no sobrevivió al accidente por mi culpa y yo no pude soportarlo, como siento tanto el no haber sido responsable el no entender lo malo que es el alcohol y el volante juntos.

Entendí que hay peores consecuencias que la cruda y hoy solo quiero pedir disculpas a la familia de ella por haberles arrebatado a uno de sus mayores tesoros y también me debo una disculpa a mí por haber perdido mis dos mayores tesoros, para todos aquellos que están leyendo esto… entiendan que aunque el alcohol sea divertido, no es un juego.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook icono social
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Contacto:

T: 722 509 1074

Av Adolfo López Mateos No 2953 Ote. Local D Col Bellavista Metepec EDOMEX  CP 52172

Estado de México.

DISEÑO: JOSÉ ANTONIO MORENO

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • TUNEIN LOGO

¿Ya nos seguimos?