• José Antonio Moreno

LA FIFA NO ENTIENDE LO QUE "PUTO" SIGNIFICA EN MÉXICO


Hay algo que la FIFA no entiende sobre la palabra puto y de cómo los mexicanos la utilizan: Ser puto es inevitable.

Le llamamos puto por cariño a nuestro mejor amigo. Le decimos puto por coraje al que pretende robarnos a una mujer. Le gritamos puto al que nos hace enojar. Así le decimos al que le da miedo. Nos reímos confesando que nos vimos muy putos cuando no nos atrevimos a hacer algo.

Puto es sinónimo de lo que el mexicano quiera. Es el equivalente a güey pero con más confianza o más enojo. Lo usamos diario, tanto que para la FIFA somos homofóbicos hasta con las cosas. Puto teléfono, puto carro que no arranca, puto control remoto, puto balón. También con los imponderables. Puto sol, puto frio, puto tráfico… Está arraigado en nuestra cultura.

Lo decimos sin pensar en un hombre penetrando a otro. Es más, a ellos no se los decimos, al menos no en su cara. Se nos ha educado para ser respetuosos cuando detectamos a un gay entre nosotros.

El futbol debe estar libre de putos. De los putos protocolos que pretenden convertir el estadio en un Foro Económico de Davos. De los putos que se dan golpes de pecho juzgando el comportamiento de una sociedad en un estadio. Si se prohíbe decir puto, se tendría que prohibir chiflarle al árbitro en reclamo por haber marcado mal. Tendrían que prohibirse los apodos. No más negros, hobbits y piojos. No más titulares beligerantes. Nunca más una guerra en la cancha, un cañonazo desde la medialuna ni una diagonal de la muerte.

Si le hacemos caso a la FIFA, el futbol tendría que estar prohibido. El Mundial segrega y fomenta el nacionalismo. Miles de turistas viajan esperando que su país se friegue al otro. Las porras contienen violencia. Los brasileños presumen superioridad y provocan depresión en otros al mostrar la Copa del Mundo. No hace falta competir. Estemos en paz sin enfrentarnos. Dejemos de jugar porque eso genera que perdamos el estilo.

No defiendo el grito de puto, que de tan repetitivo me ha terminado por parecer un puto chiste gastado. Defiendo la libertad del aficionado mientras sea inocente. El puto no es un plátano lanzado a una persona de color para hacerle ver que es un chango. El puto es el modo en que el mexicano se expresa. Para saludar, para burlarse, para reír y para desafiar. Si la FIFA y Blatter escuchan eso y se imaginan con cara de horror a dos hombres teniendo sexo, es que no entienden que en México ser puto es inevitable.

Texto y Foto de autoría anónima, viralizados en What’s App



0 vistas
  • Facebook icono social
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

DISEÑO: JOSÉ ANTONIO MORENO

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • TUNEIN LOGO

¿Ya nos seguimos?