• José Antonio Moreno

TOLUCA INUNDADO DE CARTERISTAS


Tristemente nuestra ciudad se ha convertido en el paraíso de los carteristas. Ya no importa hora del día, sea abordo del transporte, caminando por la calle, subiendo un puente peatonal e incluso manejando el automóvil, los ciudadanos nos sentimos susceptibles a ser blanco de la delincuencia.

Y aunque podría ocurrir en cualquier lado, hay zonas que se han convertido en focos rojos, por lo que incluso los mismos vecinos han colocado letreros que alertan sobre la presencia de “amantes de lo ajeno” La terminal de autobuses, que durante los años 70 se instaló como ejemplo de modernidad, se ha convertido en el cuartel principal de estas mafias que manejan a su antojo el mercado negro, la piratería, los asaltos al transporte público, la pornografía y la venta de artículos robados. Son varias las colonias que según la Comisión Estatal de Seguridad presentan mayor inseguridad, algunas de ellas son San Mateo Otzacatipan, el Centro Histórico, San Sebastián, Santa Ana Tlapaltitlán, San Pedro Totoltepec, Universidad, San Lorenzo Tepaltitlán, Independencia, Santa Cruz Azcapotzaltongo y Santa María Totoltepec.

Lo peor del asunto, es que pareciera que no hay manera de detener a esta mafia. Viven en total impunidad, aprovechando la corrupción y los “huecos” que tiene la ley, pues los detienen hoy y mañana ya andan de nuevo haciendo de las suyas en las calles. “Hay una abogada muy conocida por todos ellos, es una señora ya grande que se la pasa en el MP, ahí espera a que los lleven, pero como casi nunca hay denuncia de los ofendidos, ella negocia una multa y listo, van para afuera”, según explicó una fuente interna de la dirección de Seguridad Ciudadana de Toluca a la Agencia MVT. Tienen ya a su grupo de abogados, prácticamente de planta en el Ministerio Público, esperando a que lleguen para tramitar sus multas y permitirles salir sin ser procesados.

La autoridad municipal asegura que son más de treinta las bandas que operan en el municipio, y la mayoría está en la terminal. Cada una de ellas llega a reclutar de 30, 50 y hasta 100 miembros, entre niños, mujeres, hombres y personas de la tercera edad que fingen pedir limosnas, todos liderados por un cabecilla. También se ha detectado a grupos que operan con parejas, que simulan caminar al lado de las víctimas para luego entre el tumulto despojarlos de celulares y carteras.

Así que la recomendación es: manténgase siempre alerta, evite ir distraído con el celular. Extreme precauciones evitando lugares solitarios. Si frecuenta sitios que registran mucho flujo de gente, esconda bien sus pertenencias evitando que se las “arranquen” con facilidad. Evite ser ostentoso y no cargue cosas de valor y ante cualquier circunstancia no dude en llamar al 911. Y aunque sea engorroso, si es víctima de algún hecho ilícito acuda a denunciar; quizás sintamos que es inútil, pero si no denunciamos les seguiremos dejando el camino libre y fácil a estos rufianes.

¿Tú que opinas? ¿Haz sido víctima de la delincuencia? Comparte tu opinión, me encantará leerte.

Con información de Agencia MVT



0 vistas0 comentarios