• José Antonio Moreno

NIÑEZ.


Niñez.

Abrí los ojos, era un día normal, mi mamá me ayudo a arreglarme para irme a la escuela, vaya que estaba emocionado, tome mis cosas preparado para lo que seguía. Aunque por momentos la escuela era aburrida me gustaba ir porque jugaba con mis amigos, entre a mi salón de clases, la primera hora era matemáticas, odiaba matemáticas, apenas me estaban enseñando a dividir y me costaba mucho trabajo pero sabía que después de la escuela abría comida rica preparada por mamá y así fue, llegue a casa y había pechugas empanizadas después de terminarlas decidí salir a jugar con mis amigos de la cuadra, primero íbamos de casa en casa gritando su nombre pasando toda la tarde jugando futbol, básquet, quemados o historias que inventábamos pero cuando el sol comenzaba a esconderse mamá me gritaba para que me metiera, era hora de bañarse, acabar la tarea, ver un poco la tele para después cenar algo ligero e irme a dormir, mamá decía que descansar era necesario para estar al 100 el siguiente día.

¿Niñez?

Abrir los ojos me costaba tanto trabajo, debía ir a la escuela, la primera hora clase eran divisiones, la verdad es que no entendía porque no la hacíamos con calculadora como mamá suele hacerlo, la verdad es que la escuela no es más que ir a jugar con amigos, todo lo que me enseñan lo encuentro en internet pero ansió por llegar a casa para poder jugar en mi consola o en el iPad lo que encuentre primero cosa que fue así; Llegue a casa aventando mis cosas, en la sala estaba el iPad comencé a jugar para después escuchar el grito de mamá para ir a comer, nos sentamos todos en la mesa prendiendo la televisión así que nuestra completa atención fue para eso, todas las comidas eran así pero había algo bueno al finalizar sabía que mi consola iba a estar sola para mí, papá y mamá salían a trabajar dejándome toda la tarde ahí. El sol ya se había escondido y yo seguía con mi video juego así que decidí subir a mi cuarto, acostarme pero antes de dormir me puse a jugar con el iPad hasta quedarme dormido, mañana seria otro día, tal vez podre pasar ese nivel que me cuesta tanto.


¿Y tú, qué tipo de niñez tuviste? Manda tu opinión a evamoncluth@gmail.com y ponme a pensar.


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo