• José Antonio Moreno

UN MINUTO DE SILENCIO


La pistola estaba cargada y tenia 3 tiros... para el futuro que su madre les aseguro a las dos gemelas y al pequeño de 10 años que vivían en San Bernabé, Magdalena Contreras con una nota que decía "Si los niños sobreviven, ahí está la pistola con las balas, no los dejen que sufran" pero no fue necesario llegar a ese extremo, la madre que vivía en una depresión desde el 2014 se encargo de que sus hijos ya no vieran un amanecer más a base de una sobredosis de medicamentos.

El padre, del que se sabe muy poco, había ganado la custodia de los niños después de que se le hicieran pruebas psicológicas determinando "alineación parental", según los exámenes tenían cierto resquemor al padre; Mireya (Madre de los 3 niños) había hecho varias denuncias en contra del papá desde violencia domestica hasta violación pero no consiguió nada.

La desesperación de Mireya llego a extremos y aun no se sabe si alguien pudo haberlo evitado, ya que por el momento no se ve que alguien más involucrado.

Las culpas fueron repartidas entre su separación y por el maltrato que recibió de parte de la justicia. Fue extremista y determinada, una tragedia que sigue en espera de ser explicada por la única sobreviviente, la madre de Mireya y abuela de los 3 niños que se encuentran en recuperación.


Foto adquirida del Universal


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo