• José Antonio Moreno

REVELADORAS DECLARACIONES DEL EX DIRECTOR DEL FBI CONTRA TRUMP


El ex director del FBI James Comey, quien fuera despedido por el presidente Donald Trump cuando investigaba a sus socios, declarará este jueves ante el Senado. Se le escuchará decir que el presidente le pidió que “levantara la nube” de esta investigación y también le solicitó que “dejara ir” al ex asesor de Seguridad Nacional, según su declaración escrita con la que iniciará su testimonio en el Senado.

Aunque no lo afirma explícitamente, las declaraciones de Comey nutren sospechas de que el presidente podría haber cometido el delito federal de obstrucción de justicia. Ese cargo estuvo al centro de los dos juicios políticos (impeachment) contra presidentes en la era moderna: Richard Nixon en torno al escándalo Watergate y Bill Clinton.

En dicha declaración, el ex director del FBI afirma que Trump le dijo en una conversación el 30 de marzo que la investigación sobre el papel de Rusia en la elección era “una nube” que estaba dañando “su habilidad de actuar a nombre del país, y preguntó qué podíamos hacer para ‘levantar la nube’”.

De igual manera, Comey comenta que en una conversación entre los dos en la Casa Blanca el 14 de febrero, Trump le dijo algo que el director del FBI interpretó como una “petición” para poner fin a la investigación de Michael Flynn, su ex asesor de Seguridad Nacional. El presidente insistió en que Flynn era “un buen tipo” y le dijo: “yo espero que puedas ver la manera para dejar ir esto, dejar ir a Flynn”.

El pasado 27 de enero, mientras compartían una cena, Comey sintió que Trump lo amenazaba con quitarle su puesto, pues éste último le preguntó si deseaba mantenerse en su trabajo pues mucha gente deseaba ocupar su lugar. Comey escribe que interpretó ese comentario como “un esfuerzo para obligarme a solicitarle mi empleo y crear algún tipo de relación de patrocinio político”. Eso, dijo, lo dejó preocupado ya que el FBI goza de una calidad independiente dentro del poder Ejecutivo. Agrega que el presidente, en esa misma cena, le repitió una y otra vez: “necesito lealtad, espero lealtad”. Comey le respondió que podía contar con su “honestidad” en lo que calificó como una conversación bastante incómoda.

La conversaciones telefónica del 11 de abril fue la última comunicación directa entre los dos. Comey se enteró que había sido despedido cuando la noticia apareció en unos televisores detrás de él mientras ofrec-ia un discurso a agentes del FBI en la oficina del buró en Los Ángeles.

Estos son los primeros comentarios públicos de Comey desde que fue despedido por Trump el 9 de mayo, y se anticipa que su comparecencia dañará aún más esta presidencia, ya la menos popular en la historia en sus primeros meses y una que no ha logrado superar las sospechas de que es producto de una elección en que la interferencia rusa, si no es que la colusión entre la campaña de Trump, influyó en su triunfo.

Fuente: jornada.unam.mx



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo